Electrodomésticos

El sector de los electrodomésticos es, sin duda, uno de los que más ha cambiado en estos últimos años debido a los continuos avances tecnológicos.

Tanto las máquinas que realizan tareas domésticas como las que proporcionan ocio han visto reducido su coste por el exceso de oferta, así como han reducido su tamaño y se han ido adaptando cada vez mejor a las necesidades del consumidor.

Este tipo de productos (lavadoras, lavavajillas, cocinas, frigoríficos, ordenadores, televisores, radios, etc.) serían impensables sin el desarrollo de una sociedad de consumo. La publicidad tiene un papel esencial en este aspecto.

No sólo el gusto de los consumidores ha cambiado con el tiempo, también su mentalidad, y esto se ve reflejado claramente en la publicidad. El machismo impera en los primeros anuncios de electrodomésticos, otorgando todo el papel del hogar a la mujer. Actualmente aún se muestra una pizca de esto.

Los primeros anuncios son muy sencillos y la mayoría se centran en enumerar prestaciones.

Aquí podéis ver una selección de anuncios españoles de las décadas de los ’50 y ’60:

Empieza a adquirir importancia la imagen del producto. Se utilizan artistas populares de la época para que el consumidor lo asocie con la marca.

Las canciones pegadizas también son un arma fundamental.

Actualmente no se nos describen prestaciones, a menos que se trate de un producto nuevo y desconocido (ordenadores, reproductores de mp3…), o se incorpore un servicio completamente innovador. Las lavadoras y los frigoríficos ya han evolucionado lo suficiente como para carecer de una prestación importante, con lo cual se limitan a mostrarnos “otros aspectos”, como la comodidad que supondrá para nuestra vida diaria.

Este anuncio refleja completamente el cambio que ha sufrido este sector. En el fondo sí que nos describe algunas de las prestaciones del producto, pero lo hace mostrándonos bellas imágenes que transmiten silencio, suavidad, etc., para terminar diciéndonos que se trata de una lavadora profundamente diferente.

La compañía de electrodomésticos Fleggaard da un paso más y no sólo no nos muestra apenas prestaciones, sino que se centra en el contenido sexual de los anuncios.

Podemos concluir que el target principal de este sector siempre ha sido la mujer ama de casa (exceptuando las nuevas tecnologías, que van dirigidas principalmente a la gente joven), pero con el tiempo las cosas van cambiando y el papel del hombre se hace mucho más importante. La mejor muestra de ello son los dos últimos anuncios expuestos, que van dirigidos a llamar la atención de ellos mayoritariamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s